En Apocalypse Now y durante la guerra de Vietnam, al joven Capitán Willard, un oficial de los servicios de inteligencia del ejército estadounidense, se le ha encomendado entrar en Camboya con la peligrosa misión de eliminar a Kurtz, un coronel renegado que se ha vuelto loco. El capitán deberá ir navegar por el río hasta el corazón de la selva, donde parece ser que Kurtz reina como un buda despótico sobre los miembros de la tribu Montagnard, que le adoran como a un dios.

Palma de Oro a la Mejor Película en Festival de Cine de Cannes 1979
Mejor Fotografía y Mejor Sonido en los Premios Oscar 1979
Mejor Director Extranjero en los Premios David di Donatello 1979
Mejor Director, Mejor Actor de Reparto y Mejor Banda Sonora en los Globos de Oro 1979
Mejor Director y Mejor Actor Secundario en los Premios BAFTA 1979

  • IMDb Rating: 8,5
  • RottenTomatoes: 98%

Película / Subtítulos

Partiendo de la inmortal novela de Joseph Conrad, ‘El corazón de las tinieblas’, Francis Ford Coppola realizó una película inmortal, la más impactante, desquiciada y contundente obra que el cine americano realizó sobre Vietnam. Tan grande es la obra como su mitología alrededor de ella. Un rodaje lleno de problemas, donde una tormenta tropical se llevó los escenarios y donde la fiebre y las situaciones límite casi se llevan la salud mental de sus responsables, Coppola y Martin Sheen entre ellos.

Pero al margen de todo eso, nos queda Apocalypse Now, una epopeya contemporánea, entre lo épico y lo patético, de un grupo de soldados que deben atravesar la línea de guerra de Vietnam para encontrar al coronel Kurtz, un militar desbordado por la sinrazón de la guerra que se ha convertido en una especie de mesías para un grupo de indígenas y americanos reconvertidos. Pero tan importante como el destino, es todo el recorrido: el capitán interpretado por Robert Duvall, que ataca al Vietcong al ritmo de la cabalgata de las Walkirias de Wagner; los espectáculos de ocio que monta el gobierno americano para divertimento de sus soldados, con conejitas playboy incluidas; o, en la última versión del director (denominada Redux), una onírica visita a una vieja plantación francesa, donde sus dueños viven ajenos al desarrollo de la guerra, como si el tiempo no hubiera pasado. Y todo rematado con la aparición de un Marlon Brando fantasmagórico interpretando a Kurtz con voz helada y grave, señalando el horror último de la guerra.

Una película desbordante, inabarcable, que muestra las ambiciones de su director, siempre embarcado en proyectos gigantescos, donde el éxito o el naufragio no parecen importar, pues será grande en ambos casos. (Miguel Blanco SensaCine.com)

En el año 2002 se estrenó comercialmente, bajo el título Apocalypse Now Redux, una versión “director’s cut”, con 49 minutos más de duración, que contenía escenas no incluidas en el montaje inicial. El torrent corresponde a esta versión.