Krisha es una trama de suspenso electrizante, cuyos intérpretes son la familia del propio director. Es la historia de una mujer que se reúne con su familia, tras años de permanecer en rehabilitación por padecimientos mentales. Para contar la decadencia mental del personaje principal, se representa el desencuentro doméstico el Día de Acción de Gracias.

Premio John Cassavetes en los Independent Spirit 2015
Mejor Ópera Prima en el Círculo de Críticos de Nueva York 2016
Premio Nueva Generación Críticos de Los Angeles 2016
Mejor Director Revelación en los Premios Gotham 2016
  • IMDb Rating: 7,0
  • RottenTomatoes: 97%

Película / Subtítulo 

El terror familiar, el que se desarrolla bajo las paredes del hogar, o aún peor, el que la fuente de peligro emana de algún familiar cercano es una de las formas más efectivas para recurrir a este género. Los ejemplos son incontables, pero sin ir muy lejos, el híbrido entre drama familiar y thriller psicológico que se proponía en Hungry Hearts sonsacaba certeras dosis de terror y angustia.

En una línea parecida se enmarca el debut en la dirección de Trey Edward Shults. Un Krisha, que tras pasar con buena nota por el SXSW, impactó en la Semana de la critica del último Festival de Cannes. Rodada en nueve días, y con actores no profesionales, exceptuando la propia tía del director, la actriz Krisha Fairchild, protagonista del filme, su relato explica la peligrosa llegada al hogar durante la Navidad de un familiar desaparecido durante años.

Trey Edward Shults presenta un filme de irregular e inconsistente experimentación formal en su búsqueda por transmitir el desasosiego y la confusión que sufre su protagonista Krisha y que junto con miembros de su familia interpretan versiones de ellos mismos, sin tener claro si lo presentado es real, si pasó en algún momento o una especie de meta-teatro documental de expresionista cámara a la Malick cuyo clímax llega en la forma de un jugoso pavo. Un filme definitivamente distintivo y convulsivo cuyo valor artístico es indiscutible