En The Rehearsal y con un equipo de construcción, una legión de actores y recursos aparentemente ilimitados, Fielder permite que la gente común se prepare para los momentos más importantes de la vida «ensayándolos» en simulaciones cuidadosamente diseñadas por él mismo. Cuando un solo paso en falso podría destrozar todo tu mundo, ¿por qué dejar la vida al azar?

  • IMDb Rating: 9,3
  • RottenTomatoes: 100%

Capítulo 1 (Calidad 1080p. Incluye subs en español)

Capítulo 2 (Calidad 1080p. Incluye subs en español)

Capítulo 3 (Calidad 1080p. Incluye subs en español)

Capítulo 4 (Calidad 1080p. Incluye subs en español)

 

Cada noche cuando me voy a dormir pienso en todo lo que he dicho y hecho durante ese día. Pienso en aquel chiste del que nadie se ha reído, en aquel plan al que no fui por pereza, arrepintiéndome por el buen día que podría haber pasado y la gente a la que habría conocido. Le doy vueltas a cómo hubieran sido las cosas si las hubiera hecho de otra forma. Si hubiera dicho que sí a lo que dije no, y no a lo que dije sí. Pienso también en el día que me espera, donde tengo que ir, en todo lo que tengo que hacer y cómo lo haré. Ensayo en mi cabeza para que todo salga perfecto y no tenga nada de lo que arrepentirme esa noche. Todavía no lo he conseguido.

A Nathan Fielder le pasa igual y se le ha ocurrido una idea: ¿y si ese ensayo que hacemos por las noches en nuestra cabeza fuera real?, ¿y si pudiéramos predecir y practicar nuestro futuro para que saliera tal y como queremos? En Nathan For You ayudaba a personas en sus negocios con métodos fuera de lo común -como intentar atraer clientela a una heladería vendiendo helado con sabor a heces-, pero en The Rehearsal va un paso más allá y ayuda a personas reales -aunque pueda parecerlo, este programa no es ficción- en su vida personal.

En el primer episodio conocemos a Kor, un hombre al que le reconcome el hecho de llevar más de una década mintiendo a sus amigos: les dijo que tenía un título de máster de que no tiene. Le preocupa sobre todo la reacción de Tricia, una amiga a la que aprecia y la cual ha hecho mucho por él. Nathan le propone a Kor ensayar toda la conversación con Tricia. Desde el saludo inicial hasta el momento de la confesión, prediciendo y buscando soluciones para todo inconveniente inesperado que pueda ocurrir. Para ello construye una réplica exacta del bar en el que Kor quedará con Tricia, contrata actores para hacer de clientes y trabajadores, y una actriz para interpretar a Tricia. Pero a su vez, Nathan ha ensayado previamente toda su conversación con un actor que ha interpretado a Kor. Los participantes del programa quieren ensayar para que todo salga perfecto, pero Nathan va más allá y ensaya su trato y conversación con los participantes, para que el programa también salga perfecto.

Ya en el primer episodio Nathan entra en crisis: hace un chiste con el que el Kor falso se ríe, pero el Kor verdadero no lo hace. Eso le hace preguntarse: ¿de verdad se puede ensayar y anticiparse a todo?, ¿es el concepto de su programa una farsa?, ¿o es simplemente que no pensó lo suficiente en todas las posibilidades y debería haber ensayado más? Es en torno a estas preguntas sobre las que se construye el programa.

En el segundo episodio Nathan ayuda a Angela, una mujer soltera a la que le atrae la idea de ser madre pero que no está segura de querer o poder criar a un hijo. Para ello, la traslada a una casa y contrata a niños actores para interpretar a su hijo Adam, el cual crece 3 años cada semana, pasando de 0 hasta 18. El resultado es lo más parecido que hemos tenido nunca a una adaptación cinematográfica de Los Sims, una trama llena de situaciones disparatadas que se mantiene durante toda la temporada a la vez que Nathan continúa ayudando a gente con sus particulares ensayos.

Esto no es Pesadilla en la Cocina, donde Chicote ayuda a un restaurante y al siguiente episodio pasa a otro y del anterior no se acuerda nadie. En The Rehearsal hay constantes referencias a los capítulos previos de los cuales Nathan recalca los errores que cometió, y qué piensa hacer para que no vuelvan a suceder. Es un formato que evoluciona, cambia constantemente porque necesita saber cómo debe ser, y por qué debe existir. Nathan necesita saberlo.

La serie comienza queriendo ser un programa donde en cada episodio se ayuda a una persona, pero cuando llega el caso de Angela, debido a su complejidad y su interés como experimento social, se abandona esa idea y se convierte en una especie de reality con una trama serializada. Y es que a pesar de lo que puede parecer por su premisa, no es un programa del que puedas ver un capítulo suelto, se debe ver en orden.

Este es un proyecto muy importante y personal para Nathan. En Nathan For You evolucionaba hacia un viaje de autodescubrimiento y en The Rehearsal lo continua. Aunque sean conceptos distintos, se siente como una continuación de la historia de Nathan, un hombre con tanta presión encima – recalca mucho el hecho de que ahora esté en HBO – insiste en ensayar cada detalle, de no solo lo que harán los participantes, sino de lo que hará él.

Necesita que los ensayos sean lo más realistas posibles porque cualquier cosa que no alcance perfección habrá sido un fracaso. Y si fracasa, si su método hace daño a alguien implicado en el programa, sería algo que no se podría perdonar. Para Nathan lo más importante ayudar, que la vida de las personas que se encuentra sea mejor después de conocerle. Quiere dar esa felicidad que nadie le está dando a él, lo que hace que en el fondo y cada vez más en la superficie conforme pasan los episodios, The Rehearsal sea una serie que emociona, de las que dejan un nudo en la garganta por lo fácil que es identificarse con Nathan y sus inseguridades.

Lo importante no es cómo ayuda a la gente con esos ensayos, sino por qué lo hace. Es un programa que va más allá de su premisa como otra docuserie de HBO, también producida por Fielder, How To With John Wilson, donde el documentalista se hace preguntas que parecen de fácil respuesta – ¿cómo dividir la cuenta?, ¿cómo cocinar risotto? – pero que llevan a otras más complejas en lo que acaba siendo un viaje muy personal para Wilson. The Rehearsal es una serie que hay que experimentar, es difícil de explicar debido a sus diversos giros, sorpresas y constante evolución. Se mueve en una línea muy fina entre la ficción y la realidad aunque a veces es un poco tramposa con su concepto, pero de lo que no cabe duda es que se trata de algo nunca visto en televisión. Es un experimento, un ensayo sobre hacer un programa sobre hacer ensayos, y en definitiva, una serie sobre la inseguridad de las personas, la ansiedad respecto a nuestro futuro, y nuestra necesidad de tenerlo todo controlado. Pensar antes de hablar, hacer una lista de la compra, organizar un viaje… todo eso es ensayar. Estamos ensayando constantemente todos los detalles de nuestra vida y no nos damos ni cuenta.

Yo he ensayado qué escribir en esta crítica porque quiero hacer un buen trabajo, pero sé que nunca estará perfecta aunque la repita cien veces y mi inseguridad siempre va a estar ahí. Nada es perfecto y todo puede mejorarse por mucho que lo hayamos practicado, pero sin embargo, The Rehearsal roza la perfección. El ensayo ha dado sus frutos. (Gabriel Cebrián – Serializados.com)